» Atractivos de Caburgua

Playas del Lago Caburgua

El Lago Caburgua ofrece varias playas, las más conocidas y de fácil acceso Playa Negra y Playa Blanca, para llegar se debe recorrer el camino a Caburgua desde Pucón hasta el final del asfalto (Km 22).


La primera playa es Playa Negra denominada así por el color de su arena, en este lugar puede nadar en sus tibias aguas o disfrutar de un paseo en los Catamaranes del Lago, que realizan recorridos de 30 a 45 minutos observando el hermoso paisaje que rodea al lago.

Playa Blanca se encuentra a 2 km de Playa Negra, por un camino que sube a la izquierda junto a la iglesia del lugar, rodeando un cerro que separa ambas playas, aquí lo espera una agradable arena blanca y aguas de color turqueza. A Playa Blanca se puede llegar también caminando desde la playa Negra, orillando el lago por el costado izquierdo.

Otras playas y algunos secretos

Existen además de las playas Negra y Blanca, otras pequeñas playas menos concurridas pero no por eso menos bonitas, como por ejemplo la Playa Rucacura ubicada al final de la Playa Negra (hacia el este). Se accede a ella tomando el camino a Huerquehue y bajando a la izquierdo luego de 2 km. de ripio. La bajada se encuentra señalizada y al final del camino se encuentra un embarcadero privado desde el cual se puede caminar hacia la izquierda para buscar una buena ubicación.

Otra playa un poco más conocida es la Playa Los Pilos, de arenas blancas y aguas transparentes. Es de acceso pagado (cobro por estacionamiento) el cual fluctua entre $5.000 y $18.000 por vehiculo dependiendo del periodo siendo el más caro durante Febrero. (valores referenciales).

Un secreto para quienes buscan playas un poco más privadas es buscar por la costa este del lago (sector de renahue). Si la busqueda es por tierra se debe tomar el cruce a Huerquehue y en el Km 6 tomar un camino a la izquierda que acompaña al lago. Allí pueden bajar preguntando en algunas playas cercanas al campamento adventista. Si la busqueda es por agua se hace un poco más fácil porque las playas “siendo públicas” se pueden visitar en bote o lancha, eso si teniendo la precaución de no acceder al recinto privado. Algo que mencionar al respecto es que algunos vecinos que tienen casas a orillas del lago no les gustan los visitantes que llegan a “sus playas” por tanto utilizan mecanismos de amedrentamiento como cuidadores y perros (no son todos pero si algunos conocidos empresarios).